domingo, 10 de julio de 2016

La Tradición (II)

La tradición oral listó los diez pasos del Camino espiritual: 

-La inquietud: la persona percibe que precisa cambiar de vida, sea por tedio o por sufrimiento. 
-La Búsqueda: viene la decisión del cambio. La búsqueda se da con libros, cursos, encuentros. 
-La decepción: comienzan los cambios de camino. Aquel que está buscando percibe los problemas y defectos de los que enseñan. Por más que cambie de corriente filosófica, religión, o sociedad secreta, encuentra los problemas clásicos: vanidades y búsqueda de poder. 
-La negación: es común abandonar el camino después de constatar que los que están en ellos aún no resolvieron sus problemas. 
-La angustia: el camino fue abandonado, mas una simiente fue plantada: la fe. Y crece día y noche. La persona se siente disconforme, con una sensación de que descubrió algo y lo perdió.

Cinco de los diez pasos del camino espiritual: inquietud, búsqueda, decepción, negación y angustia. 
Se concluye con los cinco pasos siguientes: 

-El retorno: por causa de otra ruptura seria (una tragedia, un éxtasis, etc.) la persona descubre que su Fe está viva. Y la fe, si fue bien cultivada, resiste a cualquier decepción. 
-El maestro: el momento más peligroso. Los maestros son apenas personas experimentadas. El camino es individual, mas, en este momento, puede desvirtuarse, y volverse colectivo. 
-Las señales: el camino se muestra por sí mismo. A través de las señales, Dios le enseña lo que precisa saber. 
-La noche oscura: son hechas las elecciones. La persona cambia su vida y da sus pasos, a pesar del miedo. 
-La Comunión: es el momento en que, como decía San Pablo, la propia Divinidad pasa a habitar en la persona. El misterio de los milagros se manifiesta con toda su maravilla y grandeza.

Coney Island vista por Singer

America es un pais de niños.Los neoyorquinos son un poco mas adultos, pero no mucho.Una vez, un amigo mio me hizo subir al transbordador que va a Coney Island.Quisiera que la vieses Tsustik.Es una ciudad en la que todo esta concebido para divertirse..., tirar al blanco contra los potes de hojalata, visitar un museo donde exhiben a una muchacha con dos cabezas, dejar que un astrólogo trace tu horóscopo y una mediun evoque el espíritu de tu abuelo.
Ningún lugar carece de vulgaridad, pero la vulgaridad de Coney Island es de una clase especial, amistosa, con una tolerancia que dice: "Yo juego a lo mio, y tu juegas a lo tuyo".

Mientras paseaba por allí y comía un perro caliente, así es como llaman a las salchichas, se me ocurrió pensar que estaba contemplando el futuro de la Humanidad.Puede incluso llamarse el tiempo del Mesías.
Algún día, todo el mundo comprenderá que no existe una sola idea que realmente pueda considerarse verdadera, que todo es un Juego, nacionalismo, internacionalismo, religión, ateísmo, espiritualismo, materialismo..incluso el suicidio.Tu sabes Tsustik, que soy un gran admirador de David Hume.A mi modo de ver, es el único filósofo que no se ha quedado anticuado...es tan moderno y claro hoy como lo fue en su tiempo.Coney Island encaja en la filosofía de David Hume.
Puesto que no estamos seguros de nada y ni siquiera hay certeza de que el sol vuelva a salir mañana, el juego es la esencia misma del esfuerzo humano, quizás incluso la cosa en si misma.Dios es un jugador, el Cosmos un campo de juego.He buscado durante años una base para la ética, y renunciando a la esperanza, de pronto, todo quedo claro para mi.
El fundamento de la ética es el derecho del hombre a jugar a los juegos que quiera.
Yo no enredaré con tus juguetes, y tu no enredaras con los míos.
Yo no escupiré sobre tu idolo, y tu no escupirás sobre el mio.
No hay Ninguna razón por la que el hedonismo, la cabala, la poligamia , el ascetismo incluso la mezcla de erotismo y hasidismo de nuestro amigo Haiml, no puedan existir en una ciudad de juegos, o un mundo de juegos, una especie de universal Coney Island en la que cada uno jugaria conforme a sus deseos.Estoy seguro señorita Slonim, de que usted a visitado Coney Island mas de una vez.

-Si, pero nunca he llegado a sus conclusiones filosóficas.A propósito, ¿Quién es David Hume? nunca he oido hablar de el.

sábado, 9 de julio de 2016

In Lak'ech

Cuando él rezó, yo me dí cuenta de que no era de mi religión.

Cuando gritó su odio, no estaba dirigido a los que yo odiaba.

Cuando se vistió, sus ropas no eran siquiera parecidas a las mías.

Cuando habló, no lo hizo en mi idioma.

Cuando tomó mi mano, su piel no era del color de la mía.

Sin embargo, cuando rió,
noté que se reía igual que yo me río.

Y cuando lloró, supe que su llanto
era exactamente igual al mío...

Will Durant

Nada hace que la felicidad sea más inalcanzable que tratar de encontrarla. El historiador Will Durant describe cómo buscó la felicidad en el conocimiento y sólo encontró desilusiones. Luego buscó la felicidad en los viajes y sólo encontró el cansancio; luego en el dinero y encontró discordia y preocupación. Buscó la felicidad en sus escritos y sólo encontró fatiga. Una vez vio una mujer que esperaba en un coche muy pequeño con un niño en sus brazos. Un hombre bajó de un tren y se acercó y besó suavemente a la mujer y luego al bebé, muy suavemente para no despertarlo.
La familia se alejó luego en el coche y dejó a Durant con el impacto que le hizo realizar la verdadera naturaleza de la felicidad. Se tranquilizó y constató que "todas las funciones normales de la vida encierran algún deleite".